Vamos con ello… Ya han pasado unos cuantos días y muchas son las páginas web que se han encargado de desengranar las diferentes características de los nuevos terminales presentados por Apple el pasado martes. No hemos tenido dos nuevos modelos, sino que hemos tenido tres cómo bien sabéis.

iPhone 8, iPhone 8 plus e iPhone X de ten… Estoy seguro de que no os habéis olvidado de ello.

iPhone 8 y 8 plus ¿Está justificado una subida de generación? 

Mucho se ha hablado de esto en los últimos días al haber subido un número, cuando lo habitual hasta ahora venía siendo que se añadiera la “s” de “speed” por una mejora de rendimiento.

En mi opinión si está justificado el salto de generación. A priori puede parecer que no, pero voy a apuntar hacia una serie de puntos con los que creo poder explicaros mi postura.

  • Rediseño del terminal
  • Carga inálambrica
  • Cámaras sensiblemente superiores
  • Chip A11 Bionic

El punto base en el que me baso para creer que si está justificado el cambio de numeracione es el rediseño de terminal.  Si que es cierto que tenemos una estética similar. Pero la trasera de cristal (que permite la carga inalámbrica) y ciertos detalles de diseño, nos hacen ver que estamos ante un cambio

La carga inalámbrica, está claro de que no es algo nuevo, ni que han descubierto la cuadratura del círculo… Es más, estamos ante el uso de tecnología no propietaria de Apple, por lo que si tienes algún cargador inalámbrico de algún terminal Android por casa… Te servirá.

Y lo que es mejor, nos podemos aprovechar del uso de la carga inalámbrica en hoteles, restaurantes, cafeterías, aeropuertos, estaciones de tren e incluso en cada vez más modelos de coches.

Mientras que la cámara frontal, sobre la cual no se ha dicho nada, parece que sigue siendo la misma que en el iPhone 7, las nuevas cámaras traseras aún conservando “megapíxeles ” tienen una apertura mayor y son más rápidas. Los datos hablán de la posibilidad de captar un 83% más de luz.

A todos aquellos que se hayan enamorado del modo retrato de su iPhone 7 plus, me temo que la mejora que se introduce en esta generación, con mapeo en 3D y cambio de iluminación en tiempo real, les va a volver literalmente locos.

Y el Chip A11 Bionic… Que siendo compartido con el iPhone X, nos centraremos en él más adelante.

iPhone X y sus ¿fallos? de diseño

No os lo voy a negar… El iPhone me mosqueó en un inicio… Hubo un par de detalles durante su presentación que no me gustaron nada de nada.  La famosa “Noch bar” Isleta o cómo quieras llamarla tiene un par de “peros” al respecto. Tras varios dias dándole vueltas, leyendo, viéndo vídeos… He llegado a varias conclusiones.

Es algo intencionado por Apple, Apple lo ha buscado y no porque no haya podido llegar a una solución mejor,  que evidentemente lo podría haber hecho (solo tenemos que mirar el Galaxy S8) pero es algo buscado y totalmene justificado.

Piensa en lo icónica que se ha convertido la figura del iPhone en estos últimos 10 años. Se ha convertido en algo universal y casi cualquiera (seguidor de la marca o no) es capaz de distinguir un iPhone de cualquier otro smartphone que no lo es, simplemente viendo su silueta, no viendo el logo de la manzana, solo viendo su silueta.

 

Bueno, pues ya tenemos imagen diferenciadora para los próximos 10 años del iPhone. Apple quiere seguir manteniendo su status de icono con el iPhone X. Y para ello ha tenido que tomar una serie de decisiones en el diseño de su nuevo terminal. Pero recordemos un punto fundamental, el iPhone X asienta las bases de lo que será la próxima década del iPhone.

Recordemos que la famosa isla de sensores y cámaras, son la clave fundamental del nuevo Face ID. Pero también recordemos dos puntos clave:

  • Pantalla “doblada” internamente
  • Touch ID bajo la pantalla

Durante los últimos meses, antes de la presentación del iPhone X fuimos bombardeados con multitud de rumores sobre él. Entre ellos, estaba el hecho de que Apple estaba buscando integrar el sensor de huella dactilar bajo la pantalla.

Esto al final no ha sido así, pero ha quedado claro que Apple lo buscaba puesto que eran muchos analistas los que hablában sobre ello. ¿Es probable que lo veamos en generaciones futuras? Yo creo que si, e incluso es más que probable que en un futuro cercano veamos sensores como los de proximidad o de luz ambiente sean incluídos bajo la pantalla y que de esta manera, la “Noch Bar” sea más pequeña.

Otro de los puntos que no me gustaron de la isleta de sensores son los “fallos” que se vieron durante la presentación. En la imagen superior podéis ver uno de los juegos que mostraron la capacidad de realidad aumentada de los nuevos iPhone.

Si nos fijamos en los sectores del juego marcados en rojo, durante la demostración se vió que dicha “Noch Bar” influía en los mismos llegando a ver feísimos recortes. y “mordidas” de elementos gráficos del juego.

Por eso Apple ha definido areas seguras dentro de la pantalla del iPhone X, que minimizarán estos “problemas” a los que hacemos mención. Por lo que los desarrolladores los deberán tener en cuenta a la hora de lanzar nuevas aplicaciones o actualizar las ya existentes para esta nueva pantalla.

Y al ver un vídeo en horizontal a pantalla completa, dependiendo del ratio de imagen del mismo, llegará a superponerse con la noch bar.

“Features” interesantes en el nuevo iPhone X

Vamos a hacer aquí un repaso a algunas de las muchas novedades del iPhone X ya que puedan parecer lo contrario, han sido muchas y muy variadas.

  • Pantalla OLED: Muchos años se llevaba pidiendo esto, pero Apple se resistía alegando que las pantallas IPS eran superiores en ciertos aspectos. Esto ya ha dejado de ser así, y la pantalla de este iPhone nos dejará mejor contraste, colores más fieles y mejor representación de negros.
  • Botón lateral: Tras la desaparición del boton “home” Apple ha alargado el botón de bloqueo, renombrándolo como botón lateral. Ahora servirá para invocar a Siri o activar Apple Pay.
  • Face ID: Si, estamos de acuerdo, Apple no nos ha mostrado aquí nada que no existiera ya. Pero las primeras pruebas de Face ID nos muestran que estamos ante una vuelta de tuerca del concepto. No desbloquearse si no miras directamente a la pantalla, reconocerte tras unas gafas de sol… Los sensores incluídos en la Noch bar son en gran medida culpables de todo ello.
  • Una nimiedad cómo los Animojis, que sí son graciosos y pueden resultar que son una “chorradita”. Realmente nos encontramos ante una auténtica obra de ingeniería. Que sea capaz de renderizar y mostrar en tiempo real gestos (al milímetro) de nuestra cara, no es algo que sea realmente sencillo de conseguir.
  • Las dos cámaras traseras, tanto la de retrato cómo la de gran angular llevan estabilización óptica.
  • Grabación 4K a 60 FPS y cámara lenta a 1080p y 240 fps. En mi opinión, esta es una de las mejoras más interesantes del iPhone X-
  • Iluminación de estudio en el modo retrato. Los ejemplos que estamos viendo en el nuevo modo retrato (compartido con el iPhone 8 plus) son realmente sorprendentes.
  • Bluetooth 5.0
  • NFC con modo lectura (algo que comprobaremos con las nuevas Apple Store, eso seguro)
  • Soporte Galileo y QZSS. Estas dos tecnologías mejorarán nuestro posicionamiento, algo que disfrutaremos con Apple Maps.

¿Alguien se acuerda de WebOS? Apple si, y tomó nota de algunas de sus características.

¿Os acordáis de la Palm Pre? Tal vez la única respuesta “seria” que recibió Apple allá por el 2009 tras la presentación del iPhone EDGE en el 2007.

Apple se ha encontrado con algunos problemas de interactuación con la pantalla completa del iPhone X. Ha tenido que introducir conceptos nuevos a la hora de navegar por el sistema operativo y para ello ha tomado “prestado” conceptos que fueron introducidos por Palm en la presentación del Palm Pre y WebOS.

El Chip A11 Bionic

Mucho se está hablando del chip A11 y de los primeros Benchmarks que arrojan datos cuanto menos sorprendentes.

No vamos a entrar en el juego. Sí, los datos muestran un procesador con mayor capacidad de proceso que un iPad Pro y  similares al MacBook Pro de 13″ de 2017. ¿Significa esto que el A11 es superior a los Intel Kaby Lake? No y rotundamente no.

No se pueden comparar las necesidades de un sistema operativo de escritorio con las necesidades de un sistema operativo móvil.  Son diferentes y por lo tanto no se puede “diseñar” un procesador sin tomar puntos de partida totalmente opuestos.

¿Veremos un MacBook con procesador ARM en un futuro? Mi opinión es  si, pero no, y me explico. Para los Macbook Pro, que buscan satisfacer las necesidades de un usuario profesional, prescindir de Intel es un auténtico suicidio. Nadie sabe que nos deparará el futuro, pero ahora mismo no es factible y en un futuro cercano, tampoco.

¿Que ocurre con el MacBook “a secas” o el Air? Aquí ya empiezo a tener mis dudas. No es algo que veamos inmediatamente, pero mi opinión es que Apple ya está haciendo pruebas al respecto.

Piensa que el actual A11 comenzó a desarrollarse hace 3 años. Luego no podemos saber a ciencia cierta que desarrollos tiene Apple ahora mismo sobre la mesa y a que puerto le llevarán.

Yo al menos si que veo factible de aquí a 5 años un MacBook con chip ARM enfocado a la “portabilidad” extrema, bajo consumo, buscando satisfacer a usuarios que no requieren de una gran potencia, pero que necesitan mobilidad.

Pero esto, evidentemente son especulaciones.

Apple, además del procesador, tiene que preparar su sistema operativo OSX para ello, no sería la primera vez que lo haya hecho y tal vez sea algo que esté preparando ya.

Pero la evolución informática es vertiginosa e impredecible. Intel ya está trabajando en su próxima generación, que traerá una nueva fabricación en 10 nanómetros (por fin) y que tal vez lleven a Apple a desechar todo el proyecto.

Lo que si está claro es que Apple con el iPhone X acaba de plantar los cimientos de lo que serán los próximos 10 años del iPhone. Apple ha tomado decisiones que no han gustado a todo el mundo, pero son sus decisiones, equivocadas o no solo nos lo podrá decir el futuro.