Tal vez una de las novedades más interesantes que hemos visto en Apple durante este año 2017 ha sido su nuevo sistema de archivos. Apple Filesystem (abreviado como APFS) viene a sustituir el HFS+, el sistema de archivos usado por macOS (Mac OS X) en los últimos 30 años y asienta las bases de todo lo que nos deparará (informativamente hablando) el futuro.

¿Hacia qué está enfocado APFS?

Como ya hemos dicho, HFS+ lleva 30 años entre nosotros y aunque evidentemente, ha evolucionado y mejorado durante estas tres décadas. Apple pretende asentar las bases del futuro, puesto que las necesidades actuales (y futuras) no son iguales a las que había hace 30 años.

El primer punto a resaltar es que APFS es multiplataforma. Sirve tanto para macOS cómo iOS, watchOS y tvOS. Luego Apple está sentando las bases del ecosistema actual y apuntala los pilares de la evolución futura.

Recientes movimientos en iOS demuestran que aunque no esté en la hoja de ruta futura de Apple, iOS y macOS convergerán en mayor o menor medida. El tener un sistema de archivos compartidos es una clara muestra de ello y la aplicación “Files” para iOS es otro indicio que apunta de ello.

¿Quiere decir esto que veremos un entorno híbrido cómo ocurre con Windows 10? No, seguramente no. Pero tanto la evolución de los sistemas operativos, como las capacidades de Hardware de los dispositivos móviles, nos llevarán a muchos puntos de interconexión en un futuro cercano.

APFS, características técnicas.

Apple Filesystem, cómo ya hemos dicho, es un claro ejemplo de futuro. Es un sistema de archivos que podrás utilizar en cualquier dispositivo Apple que poseas. Da igual si es un Mac un iPhone, un iPad un Apple TV o un Apple Watch.

Está optimizado para dispositivos con memoria flash o SSD,  que es la tendencia actual. Atrás quedará los Fusion Drive, otra evolución de Apple, pero los precios del almacenamiento SSD actuales harán que Apple deje de ofrecer poco a poco esta posibilidad en sus Mac.

HFS+ estaba enfocado a lidiar con múltiples discos duros y ficheros grandes. Por contra, APFS está más orientado a optimizar el arranque del sistema y la optimización de aplicaciones. Algo claramente beneficioso para dispositivos iOS.

Apple da un paso más allá de cara a la seguridad. El método de encriptación de APFS es superior al existente hasta ahora. Tendremos tres niveles de encriptación

  • Sin encriptación.
  • Encriptación “Single-Key”
  • Encriptación “Multiple-key”

“Single-Key” explicado grosso modo, implica que tendremos una única clave que será la encargada de encriptar todo el disco duro.

“Multiple-key” por contra, podremos generar varias claves. Una para ficheros y otra diferente para metadatos, por poner dos ejemplos.

Cómo ya hemos dicho, APFS está preparado para enfrentarse a los avances técnicos a nivel de hardware que se den en un futuro. Y para ello asienta varias bases.

Para empezar pasamos de los 32-bit a los 64-bit en números inodo. Lo cual le permitirá manejar un número mucho más amplio de ficheros en disco. Hasta 9 quintillones, suponiendo que tengas espacio para almacenarlos, claro.

Esto también nos permitirá una mejora administración de espacio en nuestro disco duro, permitiéndonos almacenar “mejor” y recuperar información “más rápido”. Básicamente la diferencia con HFS+ radica que mientras el primero, iniciaba todo el almacenamiento para la búsqueda de determinada información, APFS no necesita hacerlo, porque tiene la información del disco estructurada y únicamente inicia aquellas partes que necesita.

Evidentemente, también tiene sus puntos negativos, siempre que miramos al futuro, tenemos que dejar el pasado un poco de lado.

Cómo ya hemos dicho, no es compatible con Fusion Drive, por lo que si tienes un Mac con este sistema, no podrás utilizar este sistema de archivos en él. Y lo que tal vez sea peor. Un equipo con sistema anterior a macOS  Sierra 10.12.4 no será capaz de reconocer un disco con este sistema de archivos. Ah, y no nos olvidemos que el sistema de archivos es “Case-sensitive”

¿Preparado para otros 30 años más? Veremos cómo evoluciona APFS.